El informe del detective privado:No entramos en valoraciones

El informe del detective privado: No entramos en valoraciones

Detectives Sevilla al terminar una investigación, damos a todos nuestros clientes un informe del detective privado, en este se plasmará lo que hemos realizado durante nuestra intervención. No obstante, nunca entramos a valorar, ni interpretaremos nada de lo que haga el investigado/a.

¿En qué consta el informe del detective privado? ¿Para qué sirve?

El informe del investigador es un documento que sirve en los tribunales como prueba. Así mismo, en él estarán las imágenes y datos o informaciones que hemos obtenido o llevado a cabo. Dependiendo de cada agencia, el informe tendrá varias partes.

En nuestra empresa de investigación privada, lo que hacemos primero, es redactar el porqué de nuestro encargo. Después añadimos todos los movimientos o gestiones que hemos hecho a lo largo de la indagación. Señalando los días, fechas y lugares que se llevaron a cabo todos estos pasos. También agregamos fotogramas de los videos que capturamos. Todas aquellas imágenes que sean de gran interés para el cliente.

El informe termina con una conclusión donde explicamos lo que hemos conseguido y las pruebas aportadas que explican la investigación. Acompañado de dicho texto, damos todas los videos captados, donde también están fechados. De esta forma, el cliente puede apreciar toda la investigación y verlo como si hubiese estado ahí.

Valoraciones de lo que hemos captado. ¿Puede hacerlo un detective?

Nosotros como investigadores privados podemos indagar, siempre y cuando no exista algunos impedimentos legales. Estos son que la persona que se quiera investigar este bajo sospecha por delito penal. O que el asunto que nos proponen este en manos de los Cuerpos y Fuerzas de la Seguridad Española. Otro impedimento es que no exista relación entre nuestro cliente y la persona a investigar.

El informe del detective privado:No entramos en valoraciones

Este último punto se refiere a la legitimidad. Una cláusula que exige la ley de Seguridad Privada a los detectives. La legitimidad significa que debe haber una relación entre ambas partes. Puede ser familiar, laboral, contractual, jurídica o sentimental. Lo que no podemos hacer en ningún momento es entrar en valoraciones. Es decir, captamos lo que hace el investigado pero no podemos interpretar lo que piensa o hace.

¿Y usted no me podría poner en el informe que finge el investigado, no?

Siempre hay algún cliente que por mucho que le expliques que no entramos en valoraciones, intenta convencernos. Excusas cómo es usted detective, le harán más caso. O sólo es poner que no se le ve afectado o lesionado… En detectives privados, nunca cederemos a estas peticiones.

Nosotros estamos capacitados para investigar, pero no somos ni médicos, ni psicólogos y mucho menos, adivinos para interpretar pensamientos. Las valoraciones se las dejamos a los expertos en estas materias. Sólo ponemos en el informe lo que vemos. Es decir, si nos contratan para una baja laboral supuestamente fingida, haremos seguimientos. Y grabaremos todo lo que hace el investigado/a en el horario laboral, que tendría si fuese a trabajar.

En el informe quedaría reflejado de esta manera: 10:30h, el indagado/a sale del portal y va andando hasta llegar a una la panadería. Tras unos minutos vemos como sale y lleva en la mano una barra de pan. 10:38h, observamos cómo entra en el portal y regresa a su casa.

Nunca se puede poner en un informe de un investigador lo siguiente: 10:30h, el investigado sale de su casa y va andando. Parece que va alegre y despreocupado. Observamos como anda y podemos decir que no se aprecia ninguna lesión alguna. Al contrario, sus zanjadas son primorosas y fuertes. Nuestra conclusión es que su lesión del pie es fingida ya que no se encuentra deprimido y no le duele nada.

Los informes son objetivos, concisos y claros. No son imaginarios

La mayoría de los informes van directamente a los juzgados. Razón por la cual, los informes de los detectives deben ser concisos, objetivos y claros. Ante todo, somos profesionales y nos debemos a un código deontológico. Por mucho que nos pague nuestro cliente, no debemos caer en la tentación de manipular imágenes o conclusiones. Reflejamos lo que vemos y punto. Lo mismo cuando obtenemos datos o informaciones; deben venir de fuentes fehacientes.

Aunque en el proceso jurídico seamos parte de la prueba testifical, nuestro informe es solicitado por el juez. Por eso, tenemos que ser profesionales y no escribir lo acontecido como si se tratara de una novela narrativa. Ni tampoco escuetos que pareciera un telegrama la exposición.

El informe del detective privado es fundamental para explicar cómo se han obtenido las pruebas. Los movimientos, hechos y conductas que ha hecho el investigado/a; junto con las gestiones necesarias. Si necesita contratar a detectives privados profesionales, no lo dude y contacte con nosotros. Le asesoraremos en todo lo que usted necesite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *